Consultoría & Consultores

Con estas palabras empieza el libro de mi amigo y colega Michael Sink. Empujamos arena cuando estamos haciendo las tareas básicas de nuestra empresa, y movemos piedras cuando hacemos una actividad extra que nos ayuda a mover más arena de forma más fácil, rápida y rentable.

Imaginemos que tenemos que llenar un gran depósito, si sólo tenemos arena y una pala, tardaremos más que si de vez en cuando echamos una gran piedra que luego recubrimos de arena. Este es el símil, que Michael nos propone para conseguir crecer en nuestra actividad.

Ahora que todas las empresas estamos haciendo y rehaciendo presupuestos para el resto del año, es una buena oportunidad detenerse a pensar ya diferenciar en el día a día, la arena, y las actividades extra, las piedras, que facilitarán conseguir los resultados esperados.

Tres escenarios posibles en los que nos podemos encontrar:

  1. Empujar sólo arena, te permite sobrevivir pero no crecer. He escuchado de prominentes empresarios que dicen que en el momento que quieren no crecer dejan de ser empresarios.
  1. Moviendo piedras pero no arena, en este caso estás forzando tu modelo de negocio y tu flujo de caja es pobre e intermitente. Para crecer tienes que buscar y empujar arena.
  1. Estás moviendo arena y piedras; con cada piedra encontramos la forma de empujar más y más arena. Seguramente estás creciendo con rentabilidad.

¿Ahora que estás reemplazando tu estrategia empresarial, en cuál situación te encuentras?

Seguir leyendo en Ventura Smart Capital

Foto awesomecontent - www.freepik.es