Consultoría & Consultores

Cuando un empresario o inversor está interesado en la búsqueda de una compañía para comprar quiere encontrar la que mejor se ajuste a sus requisitos y posibilidades. Para facilitar este proceso, cada vez más empresas e inversores utilizan un mandato de compra de empresas.

¿Qué es un mandato de compra de empresa?

Un mandato de compra de empresas es un acuerdo entre un despacho experto en compraventa de compañías y un comprador interesado, donde se incluyen todos los requerimientos que este último considera para realizar la inversión en una empresa o negocio que quiere adquirir.

En este documento debe constar el sector y perfil de empresa objetivo, su perfil de negocios, área geográfica, rango de facturación, rango de resultados, situación económico-financiera, inversión máxima estimada para la operación, el método de valoración para acordar el precio, y el proceso de compra previsto deseado, entre otros muchos aspectos.

Además, más allá de estas cuestiones, en este contrato se especifica la relación entre el despacho y el comprador, ya sean los honorarios, el método de trabajo, la duración temporal y el alcance del encargo, ya que el inversor puede contratar solo una parte del proceso (por ejemplo, sólo la búsqueda de empresas) o los servicios completos que incluyen el asesoramiento en toda la operación de compraventa.

¿Cómo funciona el mandato de compra de empresas?

El mandato es la hoja de ruta del proceso de búsqueda de empresas que el despacho experto tiene que cumplir y lo define con el comprador inversor.

Es el punto inicial para explorar el sector y posiblemente realizar un estudio de mercado confidencial que permita descubrir aquellas compañías que encajan con las demandas del interesado.

Seguir leyendo en VENTURA SMART CAPITAL

foto freepick