Consultoría & Consultores

¿Tu empresa está en un escenario positivo para la rentabilidad de la I+D+i?

Sea cual sea esta valoración, lo primero es enfocar el esfuerzo que hacen las empresas en mejora, en optimizar sus procesos y procedimientos, en innovar, y desde luego en la I+D que puedan hacer. Esta fase de identificación y diagnóstico es determinante tanto para rentabilizar la I+D+i, como para enfocar y canalizar las inversiones en este ámbito.

Los incentivos fiscales a la I+D+i han venido evolucionando con el tiempo, pero incluso todavía hoy hay muchas empresas que podrían aprovecharlos, y no lo hacen. El escenario es amplio, desde las deducciones de cuota del Impuesto de Sociedades, hasta la cesión o venta del derecho de deducción a terceros (mecenazgo) y estructuración fiscal, pasando por la monetización.

España ha venido mejorando su dedicación a I+D+i aunque todavía está lejos de dedicar el 2% del PIB, objetivo fijado por la Unión Europea. Parecía que con el 1,24% en 2018 recuperando niveles de 2008 gracias especialmente a las empresas, las cosas estaban mejorando y apuntaban bien, pero 2019 nos situó de nuevo en una tendencia plana, perdiendo fuerza inversora y siendo sobrepasados por Portugal, Polonia y Grecia, siempre en términos de porcentaje de PIB.

Seguir leyendo en ATEC+ID